Ya a estas alturas todos deberíamos conocer sobre Android, en mi opinión, su popularidad ha sido gracias a su licencia abierta pues permite tanto a empresas como a la comunidad realizar modificaciones al sistema operativo para: adaptarlo a ciertos sectores del mercado, diferenciarse de otras compañías inversoras en esta tecnología, realizar ciertas optimizaciones, tener mayor control del software y hardware, por mencionar algunos.

Cuando compras un teléfono el sistema Android que incluye por defecto fue desarrollado por la compañía fabricante (Samsung, HTC, Motorola, entre otros). Éste sistema tuvo que pasar por una serie de pruebas o certificaciones realizadas por Google y la compañía mencionada para garantizar el buen funcionamiento y estabilidad con el fin de mantener una buena imagen de Android, por ello, muchas modificaciones o funcionalidades deseadas no se encuentran presentes porque pueden sacrificar el rendimiento y/o estabilidad, afectando la imagen de ambas compañías. También por la misma razón, las compañías no suele actualizar la versión de android de los teléfonos por el tiempo que lleva: desarrollar los cambios, probarlos, certificar el resultado por Google y el dinero que consume realizar todo este proceso.

Cyanogenmod es una firmware realizado por la comunidad y soportado en una gran cantidad de dispositivos, la ventaja de este firmware son: inclusión de características y mejoras no soportadas por el resto de firmwares, permite a tu teléfono la última versión de Android a pesar de que no existan planes o versiones oficiales (si la compañía fabricante dice que no va a actualizar tu teléfono a la última versión gracias a Cyanogen puedes), incrementa  el tiempo de duración de la batería gracias a la activación de control de la frecuencia del CPU, inclusión de buenas aplicaciones extra como el navegador de archivos y reproductor multimedia, soporte de temas, mas opciones de personalización y mas.

Mi experiencia con Cyanogenmod la he disfrutado en 3 teléfonos:

  • Motorola Milestone: Cyanogen 6 y 7 no oficial porque Motorola no actualizó el teléfono a las últimas versiones de Android.
  • Samsung Spica: Cyanogen 7 no oficial  porque era la única ROM con Android 2.3 que funcionaba para ese teléfono.
  • Nexus S: Cyanogen oficial 7.0,7.1, 9, 9.1 y 10.

Si observan, son teléfonos distintos y dice algo de versiones oficiales, resulta que la comunidad de Cyanogenmod da soporte una gran lista de teléfonos, pero aquellos no incluidos allí, pueden tener un firmware adaptado por un tercero permitiendo disfrutar del firmware (El caso del Motorola Milestone y Samsung Spica). El problema de las versiones no oficiales de Cyanogenmod, es la poca estabilidad del sistema, bien sea por: problemas de migración, drivers cerrados e incompatibles con otra versión, limitaciones, etc.

En el caso de Nexus S, he podido disfrutar las versiones oficiales tanto de Google como de Cyanogenmod. La ventaja de usar las oficiales de Google es la estabilidad del sistema, Android 4 (Ice Cream Sandwish) la use como por 8 meses y tuve como 1 reinicio y mas nada, además las actualizaciones al realizarse por OTA, no tuve que perder datos ni instalar aplicaciones al actualizar pero tiene las limitaciones mejoradas anteriormente.

Ventajas

Al instalar Cyanogen estable, pude darme cuenta la diferencia, se siente como un teléfono nuevo. El rendimiento es ligeramente superior (la mayoría de los usuarios no se darán cuenta), agrega mas opciones de personalización como temas, mas métodos de desbloqueo, permite editar parámetros avanzados como: velocidad de procesador, modo de rendimiento (en demanda, rendimiento, entre otros), manejo de la memoria, notificaciones a través de la iluminación del teclado y una característica llamada Deep Idle, éste último duerme todos los servicios y baja el consumo del procesador al mínimo cuando se apaga la pantalla, incrementado enormemente el uso de la batería (en mi caso un 70% aproximado de mas tiempo).  También si utilizan su dispositivo para escuchar música mientras estas en el carro o mientras hacen ejercicio,  podrán notar lo difícil de estar mirando cada vez que desean cambiar la canción, con este firmware pueden utilizar los controles de volumen para cambiar entre pistas. También su launcher tiene ligeras modificaciones, como controles en la barra de notificaciones para activar y/o desactivar servicios, notificaciones mejoradas: permite usar las de Jelly Bean en versiones anteriores y algunas cosas extras como responder un SMS desde esta pantalla.

Desventajas

Las desventajas son pocas, la principal es el hecho que para instalarla se debe tener conocimientos de: obtener root en tu teléfono, modificar el bootloader (en algunos casos), instalar recoverys personalizados, respaldos NAND y otros. Cosas que no conocer el usuario promedio de Android y en los casos donde lo haces mal borras todo el contenido del teléfono. Sin embargo, existen guías explicando paso a paso para evitar este tipo de situaciones. Respecto a la estabilidad depende principal de 2 motivos: si la ROM es oficial del proyecto Cyanogenmod y de si existen los drivers del dispositivos para esa versión de Android. Si las dos se cumplen, te aseguro que correrá sin problemas, tal vez un reinicio rara vez pero es muy usable, de lo contrario puedes tener reinicios constantes o algún dispositivo del teléfono que no funcione.

Conclusiones

Realmente les recomiendo instalar Cyanogenmod si existe para su teléfono, la experiencia es superior a la ROM oficial de Google (no he usado las de HTC o Samsung), si tienen conocimientos de Linux, pueden jugar con la sección de «Rendimiento» y modificar los valores para obtener mayor tiempo de duración de la pila, ademas las mejoras visuales y de accesibilidad son muy buenas.

Para conocer del proyecto, visiten su sitio oficial: http://www.cyanogenmod.org/

Edición al 24/01/2017: El proyecto original ha cerrado y ahora se le conoce como LineageOS