Hace unos días me tocó actualizar mi computadora de escritorio que tenía 4 años sin actualizarse debido a que había migrado a una MacMini. Entonces procedí a realizar una actualización de todo el sistema usando:

pacman -Suyy // la doble Y actualiza toda la información de los repositorios

A pesar de tanto tiempo sin actualizarse, la actualización fue de 1.7 GB y prácticamente fue reinstalar todo. Revisé en las noticias de Archlinux y vi que las intervenciones manuales no eran necesarias para este equipo. Pero se quejó de dos cosas:

  • Habían muchos archivos del xproto y kde-l10n-es que estaban en el sistema. Mi proceso fue moverlos a una carpeta de respaldo y funcionó (pues la opción para forzar escritura fue removida).
  • No podía actualizar el kernel CK (Utilizo la variante de CK porque está diseñada para computadoras de escritorio) porque no podía descomprimir paquetes en formato XZ.

Como dañé PacMan

Para resolver el último problema, intenté actualizar el Package Manager a la última versión. Pero solo actualicé ese paquete y no las dependencias. Algo que en Archlinux es pecado porque debes hacer actualizaciones completas para evitar el problema que ocurrió.

Al hacer ese proceso, el nuevo pacman dependía de una nueva versión de libc y no podía actualizar la librería porque no funcionaba pacman.

Pacman-Static

Descubrí el paquete PacMan-Static. Es una versión de pacman en formato binario, cuyas liberías requeridas están enlazadas. Entonces puedes ejecutar el gestor de paquetes sin ninguna dependencia adicional.

Una vez descargado el binario, le di permisos de ejecución y actualicé el sistema:

chmod +x pacman-static  ## Permisos de ejecución
pacman-static -Su ## Para actualizar el sistema

Luego de eso pude actualizar todo y reiniciar sin problemas.

Archlinux y las instalaciones largas

Pensé que iba a tener mas problemas al actualizar Archlinux. Pero no tuve mas problemas aparte de archivos existentes que podía mover antes de actualizar. El otro problema lo hubiese podido evitar si no hubiese hecho actualización parcial.

Por eso es que me gusta esta distribución de Linux.

Hace años vi un artículo de Jonathanmh sobre Archlinux y quería redactar uno similar. Pero había quedado en borrador hasta que conseguí el tiempo para hacerlo.

Mi cambio a Archlinux fue en el 2006 (puedes leer mi opinión en este momento) y sigo usándolo luego de mas de una década. Las razones suelen ser las mismas pero ahora les compartiré mis razones del por qué sigo usando esta gran distribución.

  • La principal razón de seguir usando Arch Linux es su naturaleza de liberación contínua (rolling-release en inglés). Esto significa que a diferencia de la mayoría de la distribuciones de Linux, no hay versiones como tal. Sólo el instalador tiene versiones con los paquetes actualizados. Esto permite tener actualizado tu equipo todo el tiempo sin tener que formatear el equipo o hacer una actualización formal para pasar a la siguiente versión. De hecho después de usar esta distro tanto tiempo mucha gente me pida ayuda en la instalación, pero en realidad lo hecho como 3 o 4 veces, cada vez que compro una nueva computadora.
  • Me gusta tener el software actualizado, en Arch siempre se busca tener la última versión estable. No es necesario esperar a la siguiente versión de la distribución para tener la nueva versión. Disfruta siempre de tener lo último en actualizaciones y seguridad.
  • AUR (Archlinux User Repository) es un sitio donde podrás instalar el resto del software no incluido en los repositorios oficiales. Son unos conjuntos de scripts para instalar y actualizar todo tipo de software. Inclusive puedes encontrar la misma aplicación con distintos parches para ofrecer distintas funcionalidades. Inclusive puedes tener la versión de desarrollo (del repositorio GIT por ejemplo) integrado al gestor de paquetes.
  • Arch no instala basura, algo que me gusta de esta distribución es como solo instala lo que le pido. En otras distribuciones a veces para instalar una aplicación se deben instalar otros paquetes adicionales y cuando se quieren tener distintas versiones de una librería o programa, se crean problema con las distintas dependencias.
  • Existe mucha documentación en la red. Casi cualquier tarea es posible resolverla con visitar la wiki, foros y blogs de otras personas. La comunidad es muy receptiva y encontrarás como realizar casi cualquier tarea de tu equipo.

Básicamente esas son las principales razones por las que uso Arch Linux. He durado con instalaciones de cinco años sin tener que formatear ni llenarme de espacio innecesario. Rara vez he tenido problemas de actualización, solo debes revisar el sitio oficial por si se requiere hacer algo manualmente. Es muy estable y rápida.

¿Usas o has probado Archlinux? Comenta y dime tus experiencias con esta distribución. Tanto buenas o malas.


Hace meses, Ronald Escalona un experto en seguridad informática me recomendó el uso de ProtonVPN. Abrí una cuenta gratuita en el sitio pero debes esperar a que te den respuesta luego de unas semanas debido a que el servicio gratuito es por cupos. Luego de recibir la invitación decidí probarlo en mi computadora con Arch Linux.

Logo de ProtonVPN

Configurar ProtonVPN en Arch Linux

ProtonVPN tiene compatibilidad con OpenVPN, desde el sitio de ellos puedes descargar una archivo .ovpn y configurar automáticamente el acceso. Pero al ejecutarlo me conseguí con el error:

Options error: --up script fails with '/etc/openvpn/update-resolv-conf': No such file or directory (errno=2)

Esto es debido a que el archivo de configuración de servidores DNS, ha cambiado en las últimas versiones de OpenVPN. Para ello primero debes instalar el paquete openvpn-update-systemd-resolved desde AUR:

trizen -S openvpn-update-systemd-resolved

En el ejemplo utilizo trizen (un wrapper de pacman) para instalar desde AUR. Una vez finalizada la instalación del paquete, solo debes editar el archivo .ovpn de ProtonVPN y colocar:

setenv PATH /usr/local/sbin:/usr/local/bin:/usr/sbin:/usr/bin:/sbin:/bin
script-security 2
up /etc/openvpn/scripts/update-systemd-resolved
down /etc/openvpn/scripts/update-systemd-resolved
down-pre

Guardas y ¡Listo! Estos cambios permiten que OpenVPN actualice los DNS en las versiones mas nuevas (utilizadas en Arch Linux),  una vez almacenado los cambios, deberías poder conectarte sin problemas.

Sobre el servicio

Hasta los momentos me ha parecido un buen servicio, además por una fuente (que no puedo mencionar) que realizó un estudio de privacidad de VPNs, me comentó que ProtonVPN no guarda registros de su conectados. Siendo uno de los servicios mas seguros del mercado. Se los recomiendo usar.

A partir de esta semana, el foro de Archlinux-es pasa a ser en modo lectura. Para mi es el cierre de una etapa porque estuve moderando esos foros alrededor de 12 años. Sin embargo, como comenta Leonardo (sud_crow) la actividad del foro ha declinado y la gente ha optado por usar otros medios y debido a los costos de mantenimiento no tiene sentido seguir hospedando el foro de Archlinux-es.

Fue una excelente experiencia moderar el foro, ayudar a otros usuarios de Archlinux y colaborar con la comunidad de esta manera. Siento que ha terminado un ciclo. Sin embargo, seguiré colaborando con la comunidad de Archlinux manteniendo los PKGBUILDs que he creado.

Por medio del Ing. Ronald Escalona, me entero del servicio ProtonVPN. El cual es un servicio de VPN (Virtual Private Network) para dirigir tu tráfico de Internet a través de su red. Agregando una capa de seguridad y privacidad a tu conexión de Internet, lo cual es útil en situaciones como: cifrado de la conexión en redes públicas como la de restaurantes donde no se puede confiar quién está en la misma red, conectarse a sitios prohibidos por el proveedor de Internet (saltar bloqueos), evitar que conozcan (exceptuando el dueño de la VPN) que sitios de Internet estas navegando, entre otros.

Obtener acceso en ProtoVPN

ProtonVPN a pesar de ser un servicio pago, puedes solicitar una cuenta gratuita y al cabo de unas semanas (dependiendo de su cupo) obtendrás un enlace para activar tu cuenta. Una vez activado, necesitamos entrar al sitio para configurar el acceso por OpenVPN, el software que utilizaremos para conectarnos desde GNU/Linux. Allí coloca el usuario y contraseña para la conexión (el cual es distinto a las credenciales para acceder al servicio) y guardas.

Luego necesitamos descargar el archivo de configuración, para ello debemos:

  1. Ir a la sección de Downloads en la barra lateral.
  2. Encuentra la configuración de OpenVPN, ve a la sección de archivos y selecciona Linux. El protocolo recomendado es UDP pero si tienes problemas selecciona TCP que será mas lento.
  3. Selecciona el servidor a conectarse (o todos) y coloca el archivo en un lugar seguro.

Instalar el software requerido en Archlinux

Ahora en Archlinux debemos instalar el paquete de openvpn y systemd-resolved para proteger nuestro DNS. Para instalar este software debes ejecutar:

pacaur -S openvpn openvpn-update-systemd-resolved --needed

Luego iniciar el servicio de systemd-resolved, en mi caso lo activé también para cada arranque del sistema:

systemctl enable systemd-resolved.service

systemctl start systemd-resolved.service

Configurar la conexión

Luego edita el archivo que descargaste desde ProtonVPN y cambia:

script-security 2
up /etc/openvpn/update-resolv-conf
down /etc/openvpn/update-resolv-conf

Por las siguientes líneas:

script-security 2
setenv PATH /usr/local/sbin:/usr/local/bin:/usr/sbin:/usr/bin:/sbin:/bin
up /etc/openvpn/scripts/update-systemd-resolved
down /etc/openvpn/scripts/update-systemd-resolved
down-pre

Finalmente ejecutar con privilegios de administrador el siguiente comando:

openvpn archivo_descargado_de_protonvpn.opvn

¡Listo! Veras como se inicia la conexión y ahora estarás navegando por medio de ProtonVPN.

Nota: algunos comandos fueron tomados de la RawSec, la fuente de inspiración para este artículo.

Uno de los problemas de los usuarios de Linux y BSD, es cuando por algún motivo toca reinstalar Windows en la máquina, pues siempre sobrescribe el cargador de arranque e inhabilita la posibilidad de iniciar otros sistema operativo. Por ello, es necesario buscar un LiveCD o arrancar desde un USB para poder entrar al sistema operativo alterno (Linux o BSD) y reinstalar el cargador de arranque, bien sea en UEFI o MBR.

Ayer me tocó actualizar a Windows 10 porque no quería perder la licencia y así la portátil perdiera valor (por si quisiera venderla después) y como siempre, sobrescribió el cargador de arranque. Antes utilizaba Windows para cargar Linux pero la portátil tengo  utiliza UEFI y no me deja cambiar el arranque por defecto desde el menú de configuración, así que lo pasos que hice fueron los siguientes:

Reinstalar systemd-boot

La distribución que utilizo es Archlinux y desde hace tiempo utiliza el arranque de systemd, así que una vez que logres arrancar Archlinux y tengas acceso al terminal (con la partición /boot montada) ejecuta el siguiente comando para reinstalar systemd-boot:

#bootctl --path=/boot install

Teóricamente debería asignar este arranque por defecto, pero en mi máquina no fue así. Por lo que utilice el método a continuación para arrancar Linux por defecto.

Seleccionar systemd-boot como cargador por defecto del UEFI

Como siempre entraba a Windows por defecto, inicié sesión en ese sistema operativo y abrí la consola de comandos de Windows 10 (cmd.exe) y ejecuté:

bcdedit /set "{bootmgr}" path \EFI\systemd\systemd-bootx64.efi

Este comando selecciona el arranque por defecto, si no sabes la ruta, bien sea porque utilizas otro cargador u otra distribución. Puedes montar la partición UEFI/boot en Windows con tan solo 2 comandos:

mountvol z: /s

Ahora tendrás en la letra z: (puede ser cualquier otra disponible) la partición de arranque y puedes navegar en ella desde el terminal, así puedes buscar cual es la ruta de tu cargador.

Palabras finales

¡Listo! Al reiniciar Archlinux se iniciaba por defecto, ahora para arrancar Windows, simplemente tengo que entrar al menú de arranque de la portátil y seleccionar la opción de ese sistema, tal vez es un poco molesto, pero como casi nunca inicio Windows para mí no es problema.

Desde que salió Windows 8, un sistema operativo cuya interfaz está diseñada para funcionar con pantallas táctiles, la mayoría de las portátiles disponibles en el mercado vienen con una pantalla táctil integrada expandiendo las posibilidades de interactuar con las aplicaciones.

Cuando investigué el soporte en Linux me encontré con el proyecto Touchegg, una aplicación que detecta algunos gestos táctiles y luego envía al programa comandos o simula el presionado de teclas (brindando compatibilidad a aplicaciones existentes) para realizar acciones.  Para usarlo simplemente se instala el programa y se debe ejecutar en el arranque, luego si deseas configurarlo para cambiar algunas acciones o añadir soporte a otros programas, puedes hacerlo a través de un simple archivo de configuración XML ubicado en ~/.config/touchegg, si prefieres la interfaz gráfica debes usar Touchegg-gce.

Interfaz de configuración de Touchegg

Interfaz de configuración de Touchegg

La mejor manera de ver el funcionamiento del programa es a través de un vídeo con una demostración de como se puede controlar KDE utilizando gestos táctiles gracias a touchegg:

Si tienes una pantalla táctil o posibilidad de comprar un equipo con una, te recomiendo hacerlo, al principio no parece necesario pero algunos clics se hacen mas rápido tocando la pantalla que moviendo el mouse,  ademas los gestos te permiten hacer cosas mas rápidas que el ratón, pero probablemente no tan rápido como presionar una combinación de teclas. ¿Quién dijo que Linux no soportaba pantallas táctiles? 😉